El secreto mejor guardado

mejor_guardado

Hay algo que nadie le dice a los padres primerizos (entre muchas otras cosas) acerca del descanso y el sueño de los bebés.
Antes de que Valentina llegara a nuestras vidas, siempre buscamos vivir en lugares concurridos, con muchas vías cercanas y comercio aledaño.
El ruido nunca fue un problema, el sonido de los carros transitando era de cierta manera “arrullador”.
El murmullo de los sitios de comercio, comida y rumba, de alguna forma nos parecía bohemio y místico.
Sin embargo con Valentina el tema del sueño y el descanso ha sido un cambio de la Tierra al Cielo.
El sonido de los bares ya no resulta bohemio ni encantador, sino tedioso.
El barullo de los carros y las motos pasando a gran velocidad ya no es arrullador, sino molesto y ensordecedor.
La sensibilidad a cualquier ruido está en modo: bebé, permanentemente.
Estábamos buscando un lugar que aun estando bien ubicado, nos proporcionará la tranquilidad y el sosiego que la nueva integrante de la familia requería.
Hallamos unos sitios maravillosos que cumplían en gran parte nuestras expectativas, pero no totalmente.
Ya cansados, seguimos recorriendo la ciudad sin rumbo fijo, de hecho nos perdimos, pero fue, paradójicamente que perdiéndonos encontramos Tekto Navarra.
En el lugar mejor escogido del Chicó estaba nuestro nuevo hogar.
Ya estamos listos para irnos y sé que las noches de Valentina van a ser tranquilas y las nuestras también.
Ese sí es un secreto bien guardado y aquí entre nos, mejor que se quede así.

Share Button
Volver atrás