AHORRO

EN CASA

Cuando hablamos de ahorro nos referimos a ese presupuesto que no fue destinado a ningún gasto y que se guarda para el futuro. La clave de ser buenos ahorradores está en la constancia, en buscar y encontrar esas oportunidades para administrar bien el dinero.

 

Así que nos enfocaremos precisamente en las oportunidades, esos momentos o espacios en los que nuestra economía nos dice que hay un momento para guardar el dinero de manera permanente.

 

La pregunta es, ¿cómo ahorrar en casa? Hay muchas maneras de hacerlo:

 

  1. Arme un plan de ahorro y sea constante en su acción.
  2. Cuando haga mercado, compre al por mayor productos y utensilios de aseo, alimentos que tardan en vencerse como el arroz, las pastas, los granos y condimentos.

Un mercado grande puede durarle hasta tres meses y estaría ahorrando un porcentaje.

  1. Ahorre en servicios públicos:
  • Apague las luces cuando no las esté utilizando.
  • Desconecte los cargadores del computador y celulares si no están siendo utilizados.
  • Si no es necesario usar el microondas o horno eléctrico, caliente sus alimentos en la estufa, además de conservar mejor los sabores ahorrará electricidad.
  • Cuando esté calentando el agua para bañarse recójala con un balde y utilícela para hacer aseo o para el inodoro.
  • En los últimos años han diseñado inodoros ahorradores, tienen el tanque más pequeño y gastan menos agua.

Si usted quiere remodelar es una buena opción, pero si no está contemplado ese gasto, puede llenar una botella o galón plástico de agua e introducirla en el tanque, el recipiente ocupará una porción de espacio y el inodoro utilizará la mitad del agua que usaba antes para cada descarga.

Con estas pequeñas acciones usted cambiará su rutina, ayudará al medio ambiente y ahorrará en las facturas de los servicios públicos.

  1. Tenga una alcancía o recipiente para guardar esas monedas o billetes que le quedan del transporte diario, a futuro le servirán para pagar un servicio público.

 

  1. Recurra a una entidad financiera para armar un plan de ahorro, esta herramienta le ayudará a organizarse y a tener disciplina.

Generalmente estos planes son muy útiles y usados para adquirir vivienda.

 

Ahorrar es sencillo, sólo se necesita organización, objetivos, voluntad y disciplina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *